¿Y si amor no fuese la palabra adecuada?

7:38

Me gustaría definir lo nuestro como “amor”, pero lo siento, jamás podría llegar a eso. Quizá estas primeras palabras te asusten, pero tranquilo, todo tiene un sentido.
No. El amor no es para nosotros. El amor es demasiado efímero. El amor es frío como el hielo, e igual de resbaladizo. El amor es igual de bonito que la primavera, e igual de rápido. El amor es ese te quiero que se dice en el primer adiós. El amor es esa flor comprada a un chino por la noche, que jamás perdió su color, pero jamás tuvo vida. El amor es solo para los mortales, y hace mucho tiempo que tú y yo no lo somos.

Y, ¿entonces qué es para nosotros si no es amor? Te preguntarás tú mientras lees esto que, con o sin sentido, te está haciendo pensar demasiado. Para nosotros es LA VIDA, así, en mayúsculas, para que todo el mundo lo sepa. La vida es infinita hasta que llega a su fin, pero, si sabes cómo hacerlo, harás que, tras miles de vidas después, aún se te siga recordando, a ti y a tu “no amor”, a mi y a mi “no amor”, nuestro “no amor” juntos. Quizá podríamos haberlo llamado amor, pero eso sería en otra época. He visto declararse amor eterno a personas que no aguantaron más de un mes. He visto a gente decir que “el amor duele”, cuando ni siquiera han sentido ese cosquilleo que te llega desde la punta de la cabeza hasta los dedos de los pies cuando ves que esa persona se acerca y ya no puedes huir, te toca enfrentarte y apostar todo lo que tienes, puedes perder, o puedes esperar al final de tu vida para saber si has conseguido ganar. El premio es una vida a su lado, y no lo tendrás hasta que exhales tu último aliento. He visto a tortolitos en el Retiro pensar que el amor es revolcarse por el césped demostrando al mundo que sus besos retumban más que nadie, cómo se nota que no te han visto estirarte recién levantado y mirarme con media sonrisa antes de decirme un “buenos días mi princesa” (otra cosa que, de tanto repetirse, no pude evitar cogerle manía, hasta que lo dijiste tú, y Pandora vino a mi llevándose todos mis prejuicios y metiéndolos en su caja). He visto a personas llamar amor a recorrer 600 km para estar 2 días juntos, cómo se nota que no han conocido cada rincón de tu piel, y que no saben que recorrerlo milímetro a milímetro vale más que coger un autobús a donde sea, cómo se nota que no han comprado un billete a tu corazón, esperando llegar hasta su centro, no saben que hasta Nueva York se queda corto si lo comparamos con tu corazón. He visto a personas llamar amor a celebrar el 14 de Febrero, cómo se nota que no saben qué es que a cada segundo haya un millón de seres en su interior celebrando un segundo nuevo a tu lado, como si de la Nochevieja en Times Square se tratase. He visto a personas llamar amor a pasar un resfriado juntos, cómo se nota que no han disfrutado de tus masajes en el estómago, de tus abrazos en mis gripes, cómo se nota que no conocen esos besos tuyos que me dicen “me da igual contagiarme, yo quiero vivirlo todo a tu lado”. He visto a la gente llamar amor a Romeo y Julieta, cómo se nota que no saben lo que es morir cada vez que me alejo de ti, y revivir cada segundo que puedo pasar a tu lado.
Lo nuestro es vida, muerte, deseo, pasión, ganas, sexo, ternura, euforia, templanza. Lo nuestro es magia, porque, por más que muchos lo intenten realizar, siempre se descubren sus trucos. Lo nuestro es magia porque, a pesar de nadie creer en ella, todos querrían poder usarla, tenerla, todos querrían que existiese. Lo nuestro es magia porque, como ella, tan solo unos pocos pueden disfrutarla, aunque muchos otros puedan verla desde fuera. Magia somos nosotros.

Y ahora dime, ¿crees que amor es la palabra adecuada?

También te puede gustar leer...

2 comentarios

  1. Precioso lo que escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, de verdad. Me alegro de que te guste y espero no decepcionarte en los próximos. Un abrazo!

      Eliminar