La magia de escribir

2:41

Hay gente que se piensa que escribir pueden hacerlo todos, y quizá tenga razón, porque tan solo es poner palabras en una hoja de papel, o en un documento en blanco en el ordenador. Y la verdad, eso puede hacerlo cualquiera.
También pienso que cualquiera puede hacer poesía, porque no es muy difícil rimar palabras y terminar haciendo un poema. Y si hablamos de la poesía de ahora, es menos difícil aún, porque es solo poner palabras, sin rima, pero en forma de estrofa, de los versos que sean.
Pero escribir no sólo es eso, escribir es sentarse en tu silla, en un tren, en el autobús o incluso en unas escaleras, porque te has visto inspirado y no puedes quedarte callado, aunque quizá luego nadie te lea.

Escribir es decir todo lo que sientes y piensas como de si un tsunami se tratase, y esperar que quede bien en el folio.
Escribir es sentir todas y cada una de las palabras que pones, como si fuesen tus hijas, porque siempre deben ir bien acompañadas.
Escribir es querer gritar al mundo y que, te escuche o no, te sientas orgulloso de haberlo hecho.
Escribir es desear con toda tu alma que en todos los rincones del mundo haya alguien disfrutando de todas y cada una de tus letras, aunque después no pase.
Escribir es conseguir que al menos un par de personas, cuando te lean se identifiquen, que crean que te conocen desde siempre.
Escribir es como enamorarse, es soltar cada parte de ti a alguien, es dejarle tu alma, y esperar que no la destroce.

Aunque quizá, escribir tenga muchísimo más sentido, cuando tienes para quién hacerlo, cuando quieres regalarle todas y cada una de tus palabras a quien realmente les da un significado, escribir es mucho mejor cuando tienes a alguien a quien hacer sonreír, que se de por aludido cuando publicas algo, o cuando le dices "mira a ver si te gusta esto que he escrito". Porque, como he dicho anteriormente, escribir es dejarte el alma, sacar todos tus defectos y virtudes a relucir, todos tus sentimientos; y esperar que no te la destrocen, y cuando escribes para alguien, esto cobra más sentido.
Escribir tiene tantas modalidades como personas, tantos sentimientos como puedan existir en el mundo, tantas reacciones como agua hay en la Tierra. Escribir es para todos y para todas, pero sólo si se siente.
Recordad, no por escribir algo más bonito, va a tener más sentido, ni tampoco va a llegar más al corazón. Porque la escritura está en el corazón, y como la sangre, sale y entra en éste. Por tanto, si algún día quieres hacerlo, solo tienes que sentir como si no hubiera mañana, y escribir en palabras lo que jamás te atreviste a decir en alto. Sólo hazlo, y verás eso que siento yo cuando escribo, verás la magia.



Porque la escritura y lectura han curado más depresiones que cualquier pastilla.



También te puede gustar leer...

0 comentarios