Pobre de aquel escritor.

11:12

Una vez escuché a alguien decir, que "para escribir tienen que ocurrirnos incendios". Y tenía razón. Al menos para aquellos que sentimos la escritura como nuestra, aquellos que escribimos con el corazón y no con la cabeza, los que podemos tirarnos días, semanas, meses sin escribir, pero cuando lo hacemos, soltamos toda nuestra furia, o alegría. Nosotros somos aquellos a los que, con un simple párrafo, hasta el más tonto puede calar su estado de ánimo.

Yo soy de las que no escribe cuatro palabras o versos enlazados, de forma que todas las palabras queden bien, como si bailasen de la mano. Soy el desastre en persona. La que suelta todas las letras de lo que escribe como si de un huracán se tratase, la que hace que el folio parezca una ciudad devastada por la felicidad o la tragedia. Soy la que cuando se expresa, no piensa calmadamente, no decide cuál es la mejor expresión para decir algo, no elijo una forma más sutil de decirlo. Cuando quiero soltar algo, lo hago con todas las consecuencias.

Y me encanta, me encanta no tener barreras para expresarme, me encanta desahogarme en un papel, me encanta hacer que, aunque sea una persona en el mundo, alguien pueda sentirse identificado con todas y cada una de las letras que suelto desde lo más hondo de mi corazón. Me encanta no ser como los demás en ninguno de mis escritos, me encanta llegar hasta lo más profundo de alguien, a través de sus ojos y mis historias para no dormir. Me encanta bailar un vals con mi teclado, sin prisa pero sin pausa, con las teclas siendo música para mis oídos, y mis dedos moviéndose como buenos profesionales. Me encanta ser impulsiva, y que, en cualquier momento y lugar me venga la inspiración. Ay, la de trenes, autobuses y bancos de la calle que han podido disfrutar de mis pequeños momentos de lucidez.

Pobre de aquel escritor que no haya disfrutado de un nuevo amanecer en su vida mientras lo plasmaba en el papel. Pobre de aquel escritor que no haya descubierto aún que no hay mayor cárcel que hacer algo por obligación o sin sentimiento. Pobre de aquel escritor que no haya llorado o reído a carcajadas mientras terminaba ese último párrafo. Pobre de aquel escritor que tenga que releer varias veces algo antes de publicarlo, que no sepa que lo más bonito de escribir, es no corregir, que la escritura más bonita es la que sale, no la que se fuerza. Pobre de aquel escritor que no haya sentido un cosquilleo en su interior cuando alguien, aunque sea una sola persona, le haya dicho que lo que escribe le ha calado hondo. Pobre de aquel escritor que no se considere escritor por el hecho de no haber llegado lejos, porque escritor es aquel que expulsa todo lo que tiene dentro, y le da forma mediante letras, palabras, frases, párrafos; escritor es el que se siente así, sin necesidad de que nadie tenga que reconocer sus logros.


También te puede gustar leer...

2 comentarios

  1. Hola Lana, siento haber tardado tanto en contestarte al comentario que me dejaste en mi blog, pero desde hace un tiempo lo tengo un poco abandonado y he posteado de uvas a peras. Me comentaste que empezaste con el blog y querías que te diera mi opinión, bueno pues aquí la tienes: i n c r e í b l e ❤
    Me ha encantado tu manera de expresarte, y sí, yo me he sentido identificada con casi todo lo que has escrito. Si es lo que te gusta sigue escribiendo, pero sobretodo que sea para ti, no para los demás. Yo escribo lo que siento sin pensar en si le gustará o no a los demás, sin la obligación de saber que tengo que escribir algo bonito para que guste. Y creo que no me ha ido mal. Ese es mi consejo ;)

    Un beso y mucha suerte! Nos vamos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias aún así por contestarme, lo importante no es lo que se tarde, si no que se haga. Me alegro de verdad que te hayas sentido identificada, he tardado en contestar porque no me llegan las notificaciones de los comentarios y claro.. Si, me gusta escribir, y me da igual si gusto a 20 o a 30, pero tambien me gustan las opiniones, aunque al final luego no cambie. Muchas gracias de verdad, un beso!

      Eliminar