Entrada nueva, vida nueva

12:09

Llevo tanto sin escribir (o sin plasmarlo en mi blog) que ya no me acuerdo de cómo se hacía. Y creo que debo retomarlo algún día, si, debo hacerlo.

Esta vez no vengo para escribir nada que os haga pensar, ni que os haga sentir algo por dentro, al menos no mientras lo estáis leyendo.
Hace unos tres años que la vida me cambió para bien, que desaparecieron de ella muchas personas que había creído imprescindibles, pero terminaron demostrándome que el prefijo im, para ellos, era prescindible. Empecé a quererme tal y como era, aunque aún sigo mejorando día a día, viéndome mejor el presente que el anterior. Y empecé a amar de verdad, a saber lo que significaba amar, amar lo que haces, amar a la persona que te ama y te lo demuestra día a día, amar quién eres, amar aquello que te hace feliz.

Y a raíz de ahí empecé a sorprenderme, empecé a superar mis miedos y a hacer cosas que jamás creería, como cantar a pleno pulmón en la calle, por ejemplo. Una de esas cosas apareció este verano, de la mano del hombre de mi vida y una noche en la que solo pensábamos locuras. Una de esas locuras era embarcarnos en un nuevo viaje, y si así lo decidíamos, ya no habría vuelta atrás, estaría hecho, y si, queríamos atrevernos.
Así que, definitivamente, lo hicimos, nos atrevimos a ello. Nos metimos en el mundillo de Youtube, y aquí seguimos, poco a poco, consiguiendo que, aunque sean unos pocos, haya gente a la que le hacemos más amena la semana por ese vídeo semanal. Así que, aunque no sé cuánta gente me lee o no me lee, me encantaría compartir con vosotros este momento increíble de mi vida, para, dentro de no mucho, volver a escribir y volver a daros un poco de mis palabras para que os interneis en ellas.

Aquí tenéis nuestro canal de Youtube, y, como soy yo quien escribe, como no, aquí tenéis mi primer vídeo en solitario, hablando de un tema controvertido como son situaciones machistas que me han pasado

También te puede gustar leer...

0 comentarios